Las grasas omega-3 se encuentran entre los nutrientes más estudiados. Son abundantes en alimentos como nueces, mariscos, pescados grasos y ciertos aceites de semillas y plantas. Se subdividen en tres tipos: ácido alfa-linolénico (ALA), ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA).

¿Cuál es el beneficio en la piel del omega-3?

Las grasas omega-3 son famosas por sus poderosos beneficios para la salud, incluido su potencial para combatir la depresión, reducir la inflamación y reducir los marcadores de enfermedades cardíacas. Además, una ventaja menos conocida es que pueden beneficiar tu piel.

Pueden proteger contra el daño solar

Los omega-3 pueden aumentar la resistencia de la piel a las quemaduras solares. Así como reducir la gravedad del enrojecimiento de la piel después de la exposición a los rayos UV y aliviar los síntomas de ciertos trastornos de fotosensibilidad.

Asimismo, los omega-3 pueden proteger contra los dañinos rayos ultravioleta A (UVA) y ultravioleta B (UVB) del sol.

ESTUDIOS

Los estudios han demostrado que la suplementación con una combinación de DHA y EPA (dos omega-3 de cadena larga) puede reducir la sensibilidad de la piel a los rayos ultravioleta (UV).

En un estudio pequeño, los participantes que consumieron 4 gramos de EPA durante 3 meses aumentaron su resistencia a las quemaduras solares en un 136%, mientras que no se observaron cambios significativos en el grupo de placebo.

Puede reducir el acné

Los suplementos de omega-3, ya sea solos o en combinación con otros suplementos, pueden ayudar a prevenir el acné o reducir su gravedad. Sin embargo, se necesita más investigación para confirmar estos efectos.

Se ha demostrado que los omega-3 reducen la inflamación, y nueva evidencia sugiere que el acné puede ser causado principalmente por la inflamación. Por lo tanto, los omega-3 pueden combatir indirectamente el acné.

Algunos estudios han informado una disminución en las lesiones del acné cuando se complementa con omega-3, ya sea solo o en combinación con otros nutrientes.

Puede proteger contra la piel seca, enrojecida o con picazón.

Los omega-3 pueden hidratar tu piel y protegerla de irritantes y trastornos de la piel como la dermatitis atópica y la psoriasis. Sin embargo, se necesitan más estudios para confirmar estos efectos.

Asimismo, los omega-3 pueden hidratar la piel y combatir la piel enrojecida, seca o con picazón causada por trastornos de la piel como la dermatitis atópica y la psoriasis.

Esto se debe a que los omega-3 parecen mejorar la función de barrera de la piel, sellando la humedad y evitando la entrada de irritantes.

En un pequeño estudio, las mujeres que consumieron alrededor de media cucharadita (2,5 ml) de aceite de linaza rico en omega-3 al día experimentaron un aumento del 39% en la hidratación de la piel después de 12 semanas. Su piel también era menos áspera y sensible que la de los del grupo placebo.

Otros posibles beneficios para la piel:

Estas proteínas también pueden ofrecer beneficios adicionales como:

  1. Acelerar la cicatrización de heridas. La investigación en animales sugiere que los omega-3 administrados por vía intravenosa o aplicados tópicamente pueden acelerar la cicatrización de heridas.
  2. Reducir el riesgo de cáncer de piel. Las dietas ricas en omega-3 pueden prevenir el crecimiento de tumores en animales.

Referencias

Notas relacionadas:

10 alimentos con altas dosis de omega 3 y ácido fólico que debes incluir en tu dieta

¿Por qué es conveniente consumir omega 3 y ácido fólico desde ANTES del embarazo?

¿Cuál es la dosis idónea de Omega 3 que debes tomar?

Para mamá en el embarazo

Etiqueta: <span>piel</span>

¡Conócelos! Beneficios del omega-3 para la piel


Las grasas omega-3 se encuentran entre los nutrientes más estudiados. Son abundantes en alimentos como nueces, mariscos, pescados grasos y ciertos aceites de semillas y plantas. Se subdividen en tres tipos: ácido alfa-linolénico (ALA), ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA). ¿Cuál es el beneficio en la piel del omega-3? Las grasas omega-3 son famosas […]

Leer artículo