El actual apogeo de internet ha provocado que la información sea accesible y se encuentre a un clic de distancia. Por una parte es un aspecto positivo porque es más sencillo mantenerse al tanto de cualquier tema. Al mismo tiempo, también es un problema porque se pasó de la carencia a la abundancia y eso ha derivado en la proliferación de las fake news. Por eso a continuación vamos a derribar algunos mitos en torno al omega 3 que debes dejar de creer.

Para empezar, algo que es una realidad es que se trata de un nutriente indicado para las mujeres que están embarazadas o planean estarlo a corto plazo. Dentro de sus beneficios se encuentra el fomentar un correcto desarrollo del bebé y reducir la probabilidad de tener un recién nacido prematuro.

No solo se encuentra en los pescados

Ahora bien, el omega 3 está asociado principalmente con los peces de agua fría como salmón. Por lo mismo se ha llegado a pensar que es la única fuente en donde se puede encontrar. Eso es un grave error y tú debes dejar de creerlo. También se puede encontrar en otros alimentos como brócoli, espinacas, lechuga, lentejas y garbanzo.

Esto conduce al mito de que la dieta durante el embarazo debe estar basada en el consumo de pescados. Eso es falso y además es peligroso caer en esa práctica porque es muy sencillo quedar harta de siempre comer lo mismo. Además lo más importante es contar con un balance de los distintos grupos alimenticios. Con esto en mente, en la variedad se encuentra la riqueza.

Existen distintos tipos

Otro error es creer que solo existe un tipo de omega 3 porque en realidad hay varios. Dentro de los principales que existen se encuentran los siguientes: EPA, DHA y GLA.

También se puede encontrar en suplementos alimenticios

Por otra parte, también se tiene la falsa creencia de que el omega 3 solo se puede consumir en productos naturales. En realidad no es así porque ahora también se cuenta con suplementos alimenticios que lo contienen. El beneficio de esta opción es que puedes controlar la cantidad exacta que quieres en cada uno de tus días.

En ese sentido, un problema con los suplementos alimenticios es que se piensa que todos son iguales o que se pueden consumir sin un control previo. En realidad es todo lo contrario y jamás se debe caer en este error porque puede ser muy peligroso.

No todas las mujeres necesitan las mismas cantidades

Lo correcto es siempre acudir primero con un médico o nutriólogo. A partir de tus características te va a recomendar el más adecuado para ti. Además te va a ofrecer las características específicas con respecto a la cantidad y frecuencia que debes consumirlo.

Con lo anterior en mente, una parte importante con el omega 3 es ser constante y respetar las indicaciones sobre su consumo. Al igual que cualquier otro tratamiento jamás se debe suspender o interrumpir su ingesta porque eso provoca que se pierda los beneficios ganados.

Para mamá en el embarazo

Etiqueta: <span>mitos sobre el Omega 3</span>

Todos los mitos sobre el Omega 3 que debes dejar de creer


El actual apogeo de internet ha provocado que la información sea accesible y se encuentre a un clic de distancia. Por una parte es un aspecto positivo porque es más sencillo mantenerse al tanto de cualquier tema. Al mismo tiempo, también es un problema porque se pasó de la carencia a la abundancia y eso […]

Leer artículo