¿Sabes qué son las ventanas del sueño?

¿Sabes qué son las ventanas del sueño?

Siempre se ha dicho que un bebé descansado es un bebé feliz y esto repercute también en la felicidad de los padres, ya que si el bebé descansa, ellos también lo hacen. Por tanto, para el bienestar de la familia, es fundamental que el bebé disfrute de un sueño de calidad. Para ello, es muy importante conocer el proceso del sueño de un bebé, así como su desarrollo madurativo y las necesidades físicas y emocionales según la edad del pequeño. Aquí es donde entran en junto las ventanas del sueño, un concepto que te ayudamos a comprender.

Seguro que notarás que cuando el bebé tiene falta del sueño está más irritado, irascible y más torpe. Cuando son mayores, esta falta de sueño permite observar consecuencias mayores como falta de rendimiento escolar, dolores de cabeza e incluso problemas de memora. Antes de que todo esto ocurra, los padres deben estar atentos a las señales del sueño.

¿Cuáles son las señales del sueño en los bebés?

Existen tres tipo de señales que te pueden hacer intuir que tu bebé tiene sueño y que no se deben pasar por alto. Estas tres señales son las siguientes:

  • Señales tempranas: menor coordinación, pérdida del interés en los juguetes a su alrededor, mirada pérdida, menos energía, etc.
  • Señales intermedias: son más evidentes y se notan cuando el bebé bosteza, se toca y frota constantemente los ojos, está cada vez más irascible, se tira de las orejas y puede que se acurruque buscando los brazos de quién esté con él.
  • Señales tardías: no deberían prácticamente aparecer porque nos colocan en un escenario complicado para el sueño. Entre ellas destacan un llanto intenso, el arqueo de espalda, mayor nerviosismo, un paso de la risa al llanto de manera abrupta.

¿Cuánto tiempo tiene que dormir un bebé? La importancia de las ventanas del sueño

Dependiendo de la edad de tu bebé, este deberá dormir una serie de horas. El concepto de ventana del sueño es relativamente reciente y hace algo que ha existido desde siempre: el espacio entre las siestas del bebé o el tiempo que los niños deberían permanecer entre sus siestas.

Son varias las controversias y corrientes que existen tanto a favor como en contra de estas ventanas del sueño como mejora del descanso global del bebé, aunque puede servir a los padres como guía para adaptar las necesidades particulares diurno de sus bebés.

Lo que está claro es que las ventanas del sueño sirven a los padres para que sus hijos no lleguen demasiado cansados al siguiente sueño. Esto es porque cuanto más cansados están, es decir, cuando las señales de sueño que presentan sean las tardías que antes comentábamos, más complicado será que cojan el sueño.

Pero, ¿cuáles son esas ventanas del sueño según la edad de tu bebé?

  • De 0 a 2 meses: muchas pequeñas siestas con ventanas de 45-60 minutos.
  • De 2-4 meses: 3-4 siestas, con ventanas de 1-1:45h.
  • De 4-6 meses: 3 siestas, con ventanas de 1:30-2:30h.
  • De 6-8 meses: 2-3 siestas, con ventanas de 2:30-3h.
  • De 8-12 meses: 2 siestas, con ventanas de 3:30-4h.
  • De 13-15 meses: 2 siestas, con ventanas de 4-5h.
  • De 15-18 meses: 1 siesta con ventana de 4-5h.
  • De 18-24 meses: 1 siesta con ventana de 4:30-5:30h.
  • De 2 a 3 años: 1 siesta con ventana de entre 5:30 y 7 h.

Es importante controlar, por tanto, y tener presentes estas ventanas del sueño aunque no angustiarse mirando el reloj ya que si notas que tu bebé está feliz este es un gran indicativo. Muchos padres se preguntan si su bebé no duerme siesta durante el día dormirá mejor por la noche. Este es un error ya que si no hace siestas diurnas, llegará sin estrés a la noche.