Recomendaciones para una buena convivencia entre tu perro y tu bebé

Recomendaciones para una buena convivencia entre tu perro y tu bebé

Tu bebé ha llegado a casa y es el inicio de una nueva dinámica y etapa familiar. Pero en dicha ecuación hay un segundo ingrediente: tu perro, que tendrá que convivir con un nuevo integrante de la familia y puede representar un cambio en su dinámica y percepción del entorno. Aunque en teoría no tendría que haber problema alguno, debes seguir ciertas recomendaciones para que la convivencia entre el pequeño de la familia y tu mascota sea la mejor.

-No dejes de prestar atención a tu mascota, especialmente para que no resienta la llegada de una persona nueva y la asocie a que se le está haciendo a un lado. Sácalo a pasear, juega con él, acarícialo. Haz que sienta que sigue teniendo su lugar en casa.

-Cuando tu bebé comience a gatear, su atención hacia el perro comenzará a ser más estrecha, lo cual es obvio, pues le dará curiosidad su aspecto. Poco a poco ve acostumbrando al perro a la presencia del bebé. Acostúmbralo a que tu pequeño le jalará las orejas y se le encimará buscando jugar. De todas maneras, las mascotas son tan perceptivas que se darán cuenta de inmediato de que el bebé es un ser inocente que no busca hacerle daño sino tan solo jugar.

-Cuida que tu hijo no toque los juguetes ni otros objetos de la mascota, ya que los parásitos se pueden pasar a través de las heces y la saliva, causando diversas enfermedades. Debes ser más cuidadosa con la higiene tanto de la mascota como de tu bebé.

-Educa a tu bebé para que no se acerque a tu perro cuando éste se encuentra comiendo, pues es un espacio y un momento que le pertenece y se puede sentir agredido si el niño intenta tocar su comida. Tanto el bebé merece respeto como también tu mascota. 

También te puede interesar:

Cómo tratar los piquetes de moscos en tu hijo pequeño

¿Es recomendable realizar ejercicio durante la etapa de la lactancia?