fbpx

Mitos sobre el sexo del bebé durante el embarazo

mitos sexo bebé

Recibir la noticia de que te convertirás en madre cambia tu vida por toda la importancia que implica. A partir de ese momento todo es distinto porque debes adoptar un nuevo estilo por la nueva responsabilidad que tienes. Al mismo tiempo, aparecen mitos como “adivinar” el sexo del bebé que son comunes entre las parejas. Por lo mismo, vale la pena hablar sobre este tema para conocer lo que es verdad y lo que es falso.

Para empezar, la alimentación es fundamental en esta nueva etapa de la vida. Ahora no solo está en riesgo tu integridad sino también la del pequeño que se encuentra en formación en tu vientre.

Con lo anterior en mente, nunca debes caer en el error de pensar que necesitas comer doble porque eso puede provocar otros problemas de salud. Lo que necesitas es una alimentación balanceada e incorporar las vitaminas y minerales que tienen propiedades de utilidad para disminuir el riesgo a sufrir un embarazo de alto riesgo.

Dentro de la lista destaca el ácido fólico porque su principal función es promover la creación de nuevas células. Por lo tanto es ideal para propiciar un desarrollo correcto del bebé mientras se encuentra en el interior de la mujer. Además gracias a su consumo se previenen posibles defectos congénitos medulares y cerebrales.

Algunas ideas que se han transmitido de generación en generación

Ahora es momento de hablar sobre los mitos acerca del sexo del bebé durante el embarazo. Uno de los más comunes es que la forma de la panza puede determinar si será niño o niña, ¿de verdad es verdadero?

Supuestamente si la forma de la panza es en punta hacia adelante se trata de un varón. En cambio, si es más ancha y crece hacia los costados es una niña. Esta creencia es más frecuente entre las personas mayores porque así podían identificar el género de los bebés.

La realidad es que se trata de un pensamiento falso que no tiene un sustento científico. La forma de la panza no tiene relación con el bebé que se encuentra en formación. En realidad esta idea surgió mucho antes de que existiera la tecnología actual que permite identificar el sexo del producto.

Otro de los mitos acerca del sexo del bebé es que si hacía movimientos constantes sería un varón. En cambio, si no se identificaban “patadas” frecuentes entonces sería una niña. A la fecha hay personas que piensan que es verdad pero en realidad se trata de otra mentira. Este pensamiento es producto de la época antigua en la que se creía que las mujeres eran sumisas y solo los hombres podían podían moverse con libertad.

De igual forma, se tiene la creencia de que los antojos de la embarazada podían ayudar a predecir el sexo del bebé. Si se le antojaban alimentos salados o ácidos entonces es sinónimo de que se trata de un niño. Por otra parte, si prefería lo dulce entonces sería una niña. Nuevamente se trata de una idea falsa y que no tiene un sustento científico así que no la debes creer.

Finalmente, lo que debes tener claro es que solo un ginecólogo puede brindarte información clara y profesional. A través de equipo profesional puede identificar el sexo del bebé antes el embarazo. No existen otros métodos “milagrosos” ni opciones mágicas.

regenesis-max banner

Share This Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Más artículos