Esto debes llevar en tu maleta del hospital para cuando nazca tu bebé

Esto debes llevar en tu maleta del hospital para cuando nazca tu bebé

  • Prepara tu maleta que llevarás al hospital cuando comience tu labor de parto.

  • Lo ideal es preparar todo lo necesario para ti y tu bebé desde la semana 36.

  • Tener listo lo que llevarás al hospital, te permitirá concentrarte en tu parto.

Cuando se acerca tu fecha probable de parto quizá comiences a preguntarte qué debes llevar en tu maleta del hospital.

Lo recomendable es que la prepares desde la semana 36 de gestación para que al momento de iniciar tu labor de parto te concentres solo en ello.

También es importante que lleves solo lo necesario tanto para ti como para tu bebé.

No desearás estar abrumada entre tantas cosas que ni usaste o peor aún, olvidar algo indispensable para sentirte cómoda durante tu estancia en el hospital o al irte a casa con tu bebé en brazos.

Notas relacionadas:

Todo lo que tienes que saber sobre el parto humanizado

La importancia de cuidar tu higiene bucal durante el embarazo

Top 10: Los antojos más comunes durante el embarazo

Esto necesitarás como

mamá en tu maleta del hospital

Toallas sanitarias nocturnas, tu sangrado será abundante los primeros días del postparto.

Dos camisones de lactancia, deben tener una abertura cómoda al frente para amantar a tu bebé.

Lo holgado de esta prenda te hará sentir cómoda después del parto, en especial si te hicieron una cesárea.

Entre 5 y 6 mudas de ropa interior grande y cómoda.

Considera que tu cuerpo tardará en recuperarse, por lo que pantaletas y tops de algodón son lo más recomendable.

Una bata de dormir y un par de pantuflas. Tus pies podrían estar hinchados después de que nazca tu bebé.

Una toalla grande baño. Las de baño completo son las más aconsejables.

Una toalla mediana o de manos que te permita secar tu cabello antes de descansar.

Dos pares de calcetas gruesas pues es probable que sientas frío después del parto.

Protectores de lactancia, son unos discos absorbentes de algodón. Existen desechables y lavables.

Crema de lanolina para el cuidado de los pezones, pues pueden resecarse durante la lactancia.

Para evitarlo puedes untar unas gotitas de tu propia leche materna sobre tus pezones.

Una manta para cubrirte y un antifaz para dormir. El nacimiento de tu bebé te significará un gran esfuerzo, por lo que desearás dormir lo más cómoda y profundo posible después de tanto desgaste.

No olvides tus artículos de aseo personal como el shampoo, jabón, crema dental, cepillo de dientes, desodorante, crema hidratante suave, barra hidratante para labios, jabón íntimo suave.

También tu cepillo de peinar, liga para el cabello, maquillaje ligero.

Un cambio de ropa cómoda para el momento de salir del hospital. Tu vientre aún estará inflamado, elige tu outfit más cómodo que usaste durante el último trimestre.

Quizá desearás mantenerte comunicada con la familia y amigos, por lo que llevar tu celular con audífonos y cargador te será de gran utilidad.

¡No olvides la cámara fotográfica! Con cargador y memoria adicional.

Arma una carpeta con documentación para el hospital , como podría ser tus últimos exámenes realizados, última ecografía, copia de documentos de identidad de los padres, facturas en caso de pagos previos de servicios, papeles del seguro, carnet de seguridad social, copia del acta de matrimonio, entre otros.

Recuerda ir al hospital con las uñas cortas y sin esmalte. Tampoco uses ningún artículo de belleza como un perfume o base de maquillaje, podría tu bebé tener algún tipo de alergia.

Tu bebé recién nacido necesitará

Evita en todo momento que sus prendas tengan contacto con superficies húmedas o tocarlas con las manos sucias.

Se recomienda lavar toda la ropita del bebé antes de usarla con jabón suave de preferencia biodegradable.

Lleva un paquete de pañales desechables talla recién nacido.

Cuatro cambios de ropa completos que deben incluir: pañalero interior o camiseta, pantalón y camisa o monito, mameluco, calcetines, guantes o manoplas. Paño de algodón pequeño para limpiarle su carita al momento de darle el pecho o el biberón. Un babero también será útil.

Además lleva una manta ligera y una manta gruesa para cuando salgan del hospital.

Las toallitas húmedas serán tu básico indispensable a partir de este momento.

Jabón neutro y shampoo para bebés. Y una toalla de baño muy suave.

Consejos para tu acompañante

Apoyar a la futura mamá es una gran labor que requiere comodidad por lo que es importante que lleves tus artículos de aseo personal, una muda de ropa interior y un cambio de ropa cómoda, de preferencia deportiva.

Tu papel es fundamental en el hospital, pues serás responsable de que la nueva mamá esté cómoda y libre de estrés.

Además deberás contestar llamadas telefónicas, tomar fotos y recibir a las visitas en el hospital.

Es importante, que sin incomodar a nadie, les comentes a las visitas que es preferible no usar perfumes fuertes.

Tampoco llevar comida o flores que puedan incomodar tanto a la mamá como producirle alergias al recién nacido.

Compra con anticipación la silla del bebé para el auto, para que logres familiarizarte con su colocación antes de necesitarla.

Y principalmente: mantén la calma en todo momento.