Un niño debe dormir bien para evitar ciertos arranques de irritabilidad, problemas de conducta, e incluso alteraciones del desarrollo físico y emocional

La importancia del sueño en los niños

La importancia del sueño en los niños

Ver dormir a un niño nos puede llenar de tranquilidad y ternura, pues la manera en que lo hacen es dulce, calma y curiosa. Pero detrás de ese acto tan natural se esconden vario secretos y razones por las que el sueño es tan importante en los niños, en especial, los de menos de 13 años, que están en una etapa vital de su desarrollo.

Un niño debe dormir bien para evitar ciertos arranques de irritabilidad, problemas de conducta, e incluso alteraciones del desarrollo físico y emocional, así como retraso en la maduración sexual. El niño tiene la capacidad de completar unos 4 ciclos de 90 minutos.

En promedio, un niño debe dormir bajo las siguientes medidas:

  • 0 – 2 meses de edad: 10,5 a 18 horas.
  • 2 – 12 meses de edad: 14 a 15 horas.
  • 1 – 3 años de edad: 12 a 14 horas.
  • 3 – 5 años de edad: 11 a 13 horas.
  • 5 – 12 años de edad: 10 a 11 horas.

Tú puedes colaborar para que tu niño tenga buenos hábitos: enséñale a que debe una hora determinada para su descanso. Antes de que se duerma, procura que haga tareas relajantes, como leer, en ves de ver televisión o jugar con el celular.

La importancia de un buen sueño en la infancia radica en que el niño prepara a su cuerpo para estar bien despierto y alerta para el siguiente día. También le da a su cerebro la posibilidad de resolver las cosas. Es en esta etapa cuando el cerebro clasifica y almacena información, reabastece las sustancias químicas y resuelve los problemas.

También lee:

Recomendaciones para una buena convivencia entre tu perro y tu bebé

Bebé recién nacido: consejos para sus primeros días en casa