Evita y trata enfermedades estomacales sin riesgo

Evita y trata enfermedades estomacales sin riesgo

Tanto los niños menores de 5 años, como los adultos mayores y las mujeres embarazadas, son más propensas a contraer enfermedades estomacales. Sin embargo, la diferencia es que durante tu embarazo no puedes consumir ningún medicamento.

El Instituto Mexicano del Seguro Social, asegura que se debe evitar comer en la calle, lavarte las manos antes de comer y después de ir al baño, desinfectar fruta y verduras antes de comerlas, así como tomar agua hervida o embotellada.

Remedios naturales para aliviar los malestares estomacales:

Puede que no te llame la atención usar ajo como remedio, sin embargo se usa como antimicrobiano y antiséptico, además que reduce la presión arterial, disminuye los niveles de colesterol y previene la formación de coágulos que pueden llegar a tapar arterias y venas.

La canléndula  y el cardamomo son buena opción para agilizar la digestión y el diente de león además ayuda a disminuir los malestares digestivos, de riñones y diabetes.

Ahora que si buscas un alivio para la diarrea o los gases, el jengibre puede encargarse de esto, al igual que el hinojo, usa sobre todo durante el embarazo. La hierbabuena que también ayuda a aliviar problemas estomacales como la colitis y los cólicos.

¿Cuándo visitar al doctor? 

Mayo Clinic asegura que si estos malestares no se tratan pueden complicarse. En el caso de la gastritis puede ocasionar úlceras y sangrado estomacal.

Asegura que en algunos casos extremos puede incluso ocasionar cáncer de estomago.

Por otra parte la colitis es más seria, pues puede provocar sangrado intenso, perforación en el colon, deshidratación grave, enfermedad hepática, osteoporosis, inflamación de la piel (articulaciones y ojos), mayor riesgo de padecer cáncer de colon, rápida inflamación del colon y mayor riego de coágulos sanguíneos en venas y arterias.

Estos datos pueden parecer alarmantes pero no dejes que las enfermedades gastrointestinales te detengan durante estas fiestas. Lo que necesitas es llevar un control y cuidado de lo que consumes, para evitar cualquier complicación