Embarazo: Así cambian tus pechos durante la gestación y la lactancia materna

Embarazo: Así cambian tus pechos durante la gestación y la lactancia materna

  • Al inicio del embarazo, tus pechos crecerán y estarán más sensibles de lo habitual.

  • También su forma cambiará, es una preparación hacia la lactancia materna.

  • Descubre cuáles cambios tendrán tus pechos y en qué momento se producirán.

Los cambios hormonales que se producen en el embarazo también afectan a los pechos, con mayor frecuencia en el primer embarazo de la mujer.
Suele ser uno de los primeros síntomas de embarazo que se nota antes.
La progesterona favorece el crecimiento de las mamas y los estrógenos el desarrollo de los conductos de la leche.
Esto se debe a que los pechos se están preparando para la lactancia materna.

Notas relacionadas:
Conoce los efectos secundarios de consumir alcohol durante el embarazo
INFOGRAFÍA: Beneficios del embarazo después de los 40 años
Embarazo críptico: cuando es difícil de detectar que estás esperando un bebé

Cambios en los pechos

Al principio del embarazo, muchas mujeres sienten mayor sensibilidad en los pechos, ya que se hinchan y aumentan de peso.
La mujer puede sentir dolor, pero esta sensación es aún más intensa que la que se produce antes de menstruar.
Los pezones y las aréolas se oscurecen, pasan de un color rosáceo a un marrón oscuro, e incluso se vuelven más prominentes.
Los pezones, al igual que los pechos, también se están preparando para ofrecer alimento al bebé.
En la aréola de la mujer también se encuentran unas glándulas sebáceas conocidas como tubérculos de Morgagni y nódulos de Montgomery.
Durante las primeras semanas de embarazo, los tubérculos de Morgagni, que son elevaciones en la aréola formadas por la salida de los conductos de las glándulas de Montgomery, se hacen visibles.
Por su parte, las glándulas de Montgomery se encargan de segregar una sustancia para lubricar el pecho durante el embarazo y protegerlo durante la lactancia frente a posibles infecciones.
La piel de tus pechos se estira, se seca, incluso pica durante todo el embarazo y la lactancia materna.
Si la piel cede mucho puede ocurrir que aparezcan algunas estrías en el pecho. También es normal que observes un mayor número de venas de color azulado debido al aumento de la circulación sanguínea.

Cómo elegir tu bra para el embarazo

Para esta etapa, es preferible que tu ropa interior sea cómoda.
La mejor opción son los bra de algodón, sin costuras ni varillas.
La talla de bra probablemente aumente una o dos tallas más. Esto es debido al aumento del tejido adiposo durante el embarazo.

Existen otras hormonas que afectan a los pechos de la mujer, que son las que preparan su cuerpo para la lactancia.
Sin embargo, la acción de la prolactina, la oxitocina y la hormona luteinizante no se aprecian hasta la sexta semana de embarazo.