Un embarazo adolescente toma por sorpresa no solo a la chica, sino a toda la familia y tendrá una gran repercusión en sus vidas. Esta guía te ayudará a comprender sus opciones, los riesgos para su salud y los desafíos a los que se enfrentará en su futuro.

Cómo cuidar a tu hija durante su embarazo adolescente

Cómo cuidar a tu hija durante su embarazo adolescente

  • El embarazo adolescente significa una crisis para la chica y su familia.

  • Tu hija podría sufrir ansiedad, miedo, conmoción y depresión.

  • Recuerda que tu hija adolescente te necesita a ti para vivir su embarazo en mejores condiciones.

Un embarazo adolescente toma por sorpresa no solo a la chica, sino a toda la familia y tendrá una gran repercusión en sus vidas.

Esta guía te ayudará a comprender sus opciones, los riesgos para su salud y los desafíos a los que se enfrentará en su futuro.

Notas relacionadas:
Mejores apps para seguir tu embarazo semana a semana
La importancia de cuidar tu higiene bucal durante el embarazo
Todo lo que tienes que saber sobre el parto humanizado 

Apoya incondicionalmente a tu hija

Las reacciones frecuentes de los padres ante un embarazo adolescente pueden ser de ira, culpa o negación.

Mientras que la adolescente embarazada podría sufrir ansiedad, miedo, conmoción y depresión.

Ante esta situación lo mejor es hablar; debes preguntarle a tu hija cómo se siente e ir despejando todas sus dudas, temores y ansiedades.

Es el momento adecuado de ofrecerle todo tu amor, apoyo y orientación sin límites.

Analicen las opciones su embarazo adolescente

Actualmente, una chica adolescente que se embaraza tiene tres opciones para considerar: conservar al bebé, dar al bebé en adopción o interrumpir su embarazo.

Cualquiera de estas opciones conlleva desafíos, riesgos y responsabilidades tanto para la adolescente como para la familia.

Plantearse de manera realista todo el panorama y hablarlo juntos con tranquilidad les ayudará a tomar la mejor decisión para todos una vez que investiguen a fondo cada una de las opciones. No olvides incluir en esta importante decisión a la pareja de tu hija.

Acercarse a un ginecólogo y a un asesor en embarazo adolescente es de gran utilidad.

Sin olvidar que un psicólogo y/o un trabajador social también son profesionales que pueden aportar información valiosa de acuerdo a su experiencia.

Promueve la atención médica prenatal

Un embarazo durante la adolescencia tiene mayores riesgos como: presión arterial alta, anemia, parto prematuro, bebés con bajo peso al nacer y depresión postparto.

Las consultas médicas prenatales regulares cobran mayor importancia durante el embarazo adolescente, pues es probable que tu hija requiera de una atención médica prenatal especializada.

Cuida su dieta y su peso

Durante su embarazo, tu adolescente requiere más ácido fólico, calcio, hierro y otros nutrientes esenciales, como el Omega-3 para que conserve su salud en óptimas condiciones, esto significará un bebé más sano también.

Aumentar de peso de manera inteligente ayudará a tu hija adolescente a bajar fácilmente de peso después del parto.

La actividad física regular puede aliviar el malestar y aumentar el nivel de energía de tu hija adolescente durante su embarazo.

Prohibidas las sustancias riesgosas

El alcohol, el tabaco y cualquier droga ilegal están prohibidos durante el embarazo.

Incluso el consumo de suplementos y medicamentos recetados y de venta libre merecen precaución.

Consulta al médico sobre las opciones más adecuadas para tu hija.

Clases sobre el parto

Estas clases pueden ayudar a tu hija adolescente a prepararse durante el embarazo, la labor de parto, la lactancia, y para ser madre.

También despejarán todas sus dudas respecto al embarazo y la maternidad, lo que la ayudará con todas las emociones negativas que pueda presentar.

Motiva a tu hija adolescente para que tome clases de crianza y ayúdala a prepararse para educar y mantener económicamente a su hijo.

Tu amor y tu apoyo pueden ayudar a tu hija adolescente a enfrentar el embarazo y los desafíos posteriores.