fbpx

¿Cuánto dura la leche materna si no se congela?

leche materna

Share This Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

La alimentación en los bebés es fundamental para su adecuado desarrollo y crecimiento. Además es la mejor forma para evitar enfermedades y padecimientos en los menores. Pero dentro de todos los productos hay uno fundamental que no puede faltar y se trata de la leche materna.

¿Por qué es tan importante?

Con base en la Organización Mundial de la Salud (OMS) la lactancia materna es una de las formas más eficaces de garantizar la salud y la supervivencia de los niños. La principal indicación es que debe ser la única alimentación que deben recibir durante sus primeros seis meses de vida.

Ahora bien, a pesar de esta indicación la realidad es bastante distinta. A la fecha se estima que casi dos de cada tres menores de un año no son amamantados exclusivamente durante su primer semestre de vida.

La leche materna es el alimento ideal para los lactantes. Es segura y limpia y contiene anticuerpos que protegen de muchas enfermedades propias de la infancia. Además, suministra toda la energía y nutrientes que una criatura necesita durante los primeros meses de vida.

Los niños amamantados muestran un mejor desempeño en las pruebas de inteligencia, son menos propensos al sobrepeso o la obesidad y, más tarde en la vida, a padecer diabetes. Las mujeres que amamantan también presentan un menor riesgo de padecer cáncer de mama y de ovario.

Con respecto a la lactancia materna, en ocasiones no se ofrece de forma directa a los bebés. Cuando eso ocurre se puede almacenar para alimentarlos más adelante. Pero la duda más frecuente es acerca del tiempo que puede permanecer sin perder sus propiedades.

Almacenamiento de leche materna

La respuesta varía con respecto a la forma en que sea almacenado el líquido. Cuando se trata de temperatura ambiente el tiempo máximo es de cuatro horas. Por lo mismo, lo conveniente es ofrecer la leche materna al bebé lo más pronto posible.

En cambio, cuando se coloca dentro del refrigerador puede permanecer hasta tres días sin perder sus propiedades benéficas. Después de ese lapso ya no se aconseja que se utilice para alimentar al bebé.

Por su parte, cuando se almacena dentro del congelador puede permanecer guardada hasta por seis meses. Aunque es muy importante que el envase en el que se encuentre permanezca bien cerrado y en condiciones de máxima limpieza e higiene.

Finalmente, recuerda que la leche materna es tan benéfica que algunos médicos la catalogan como la primera vacuna que deben recibir las personas. Por lo mismo, es una práctica que debes llevar a cabo siempre para ofrecer la mejor calidad de vida posible a tu hijo.

Más artículos