Cómo tratar los piquetes de moscos en tu hijo pequeño

Cómo tratar los piquetes de moscos en tu hijo pequeño

La temporada de lluvias está llegando y con ello la aparición de los mosquitos, esos pequeños insectos que suelen ser algo incómodos debido a los zumbidos que emiten y no dejan dormir y los molestos piquetes que dejan en la piel. Toda la familia está expuesta a ello, pero son los niños pequeños quienes en muchas ocasiones padecen en mayor medida. De este último detalle será del que hablaremos a continuación.

Pese a que las picaduras de mosquitos no son algo grave para la salud, en el caso de los niños pequeños pueden resultar molestos, ya que su piel aún es muy sensible a los factores externos y puede desembocar en episodios de mucha irritación, comezón e incomodidad para ellos.

Existen algunos repelentes de mosquitos especiales para la piel delicada de los niños que se puede aplicar ya sea antes de dormir o mientras el menor se encuentre al aire libre. Estos ayudarán a evitar que los mosquitos se posen en su piel y provoquen las molestas picaduras.

Una de las formas más comunes de tratar un piquete es aplicando hielo en la zona afectada, ya que ayuda a desinflamar y calmar la comezón. De esa manera, el niño encontrará alivio pronto a esta irritación. 

Pese a que no se trata de algo delicado, siempre existe la posibilidad de que la picadura desemboque en algo más delicado, sobre todo tomando en cuenta que la irritación puede ser mayor debido a que los niños tienden a rascarse la piel.

También es importante evitar paseos por zonas de agua estancada, en especial, al caer la tarde, pues es cuando mayor cantidad de mosquitos hay. Si no hay más remedio que estar en dicho sitio, conviene tapar la piel del bebé con ropa adecuada a la temperatura ambiente.

También puedes leer:

Sigue estos consejos para llevar un embarazo más tranquilo

Evita y trata enfermedades estomacales sin riesgo