¿Cómo elimino los dolores de espalda?

¿Cómo elimino los dolores de espalda?

Entre las molestias más comunes durante el embarazo están los dolores de espalda, es por esto que a continuación te daremos algunos tips para aliviar estos e incluso algunos dolores extras.

Reduce el dolor y proporcionar alivio:

El aloe vera es de las más conocidas pues es muy usada en productos cosméticos, sin embargo tiene muchas propiedades cicatrizantes que sirven de auxiliar en quemaduras y piquetes.

Como remedio analgésica y antiinflamatoria se encuentra el árnica, perfecta para heridas, raspones, desgarro muscular. También para aliviar dolores de cabeza y musculares se encuentra la hierbabuena que también ayuda a aliviar problemas estomacales como la colitis y los cólicos.

Por otra parte el Ajenjo se une a esta lista pues ayuda al rendimiento del sistema digestivo, esto por su componente la absintina, que también es utilizado por varias mujeres para aliviar las molestias durante las menstruaciones o en ungüento es eficaz para tratar las heridas externas o dolores musculares.

Estiramientos:

·Necesitan poner la espalda derecha y trata de llevar la cabeza hacia un hombro, alternando ambos lados y manteniendo los a la misma altura, sin encogerlos.

·Para el siguiente ejercicio necesitas apoyarte en una pared con las manos y antebrazos en un ángulo de 90 grados, luego te inclinaras hacia adelante con una pierna flexiona hacia frente y otra hacia atrás, sin separar las plantas de los pies del suelo.

Ahora tu cuerpo debe formar una línea recta y procedes a flexionar más la pierna de adelante y estirar la de atrás. Mantén la posición por unos 20 segundo y flexiones la otra.

·Colócate de rodillas con las puntas de los pies hacia los lados, mientras los antebrazos apóyalos en ángulo recto en el suelo pero la espalda mantenla recta. Exhala lentamente y separa las rodillas y baja el pecho al suelo lentamente, al mismo tiempo desliza los brazos hacia el frente en posición paralela.

·Deberás sentarte en el suelo con ambas piernas rectas y estiradas hacia el frente, con una toalla o playera enrollada, pásala por la planta de los pies y justo por el centro, sujetala por los extremos y jala suavemente hacia ti lo más que puedas.

Cuando sientas un estiramiento en la parte posterior de las rodillas mantén esta postura por 20 segundos y suelta.