Aleja el estrés y mantente tranquila durante esta cuarentena

Aleja el estrés y mantente tranquila durante esta cuarentena

Actualmente el mundo está viviendo una situación crítica en diversos aspectos ya sea por la pandemia mundial, las manifestaciones por injusticias o por desastres naturales, lo que pueden provocar estrés en las  personas. Incluso, la Organización Mundial de la Salud, señala que se puede desarrollar ansiedad o angustia.

Seguir en contacto por redes sociales es una buena opción para distraerte, además de tratar mantener tu rutina diaria. Inicia el día con un baño y un desayuno y prosigue a hacer tus deberes para no ser afectado por la cuarentena.

¿Cómo mantener mi mente tranquila?

·Dedica tiempo a ti, toma un descanso de tu rutina y relarjate. Lo fundamental es que alejes tu mente de lo que te afecta.

·Remedios naturales: de acuerdo con el portal Psicología y Mente, los remedios naturales te ayudarán a relajarte si tomas la decisión de no ingerir medicamentos. Puedes encontrar tés o infusiones que te ayuden como el té de valeriana, té de ashwagandha y té verde que ayudan a la relajación y a disminuir los niveles de estrés.

En cuanto a las infusiones puedes probar la raíz de regaliz, kava, tila, pasionaria, manzanilla, hierba Luisa, lúpulo y la raíz ártica, que relajarán tu cuerpo y disminuirán la tensión

·Aromaterapia: Mayo Clinic, asegura que aunque los beneficios de esta son limitados, los aceites extraídos de plantas pueden generar alivio de la ansiedad y la depresión, mejoran la calidad de vida y ayudan a conciliar el sueño.

·Hacer ejercicio: ya sea que decidas tener una rutina de ejercicios completos o de ejercicios de flexibilidad, realizar una actividad física te permitirá mantener tu mente ocupada. El yoga en particular te permite liberar estrés y ansiedad, al mismo tiempo que no haces esfuerzos grandes.

·Meditación: esta actividad te permite entrenar la mente, conocerte y saber que te preocupa. Una práctica constante te permitirá alejar los pensamientos ansiosos y calmar tu mente.

Hay situaciones más serias y complicadas en las que estas alternativas no son suficientes, tú puedes reconocer cuando la situación se agrava porque tus pensamientos te dominan.  No dudes en buscar ayuda psicológica, pues la situación puede empeorar por sí sola.