18 nutrientes esenciales

18 nutrientes esenciales

Vivir un embarazo implica varios retos que valen la pena enfrentar con el objetivo de tener a un recién nacido sano entre los brazos. Para lograrlo, un aspecto fundamental radica en tener una alimentación correcta y equilibrada. Se debe de tener que en cuenta que todo lo que coma la mujer durante esta etapa también tendrá un fuerte impacto en el bebé que se encuentra en gestación.

En ese sentido, existen ciertos nutrientes que resultan esenciales por sus propiedades. A continuación te compartimos algunos de los más importantes porque ayudan a un correcto desarrollo del bebé en desarrollo. Al consumir alimentos que los contengan se propicia un embarazo sin complicaciones.

  • Calcio
    El consumo de calcio ayuda para la formación del sistema ósea del bebé. Está presente en lácteos y en vegetales como brócoli, espárragos, espinacas y repollo.
  • Cobre
    El cobre es uno de los nutrientes más importantes durante el período del embarazo y lactancia por los múltiples beneficios que ofrece. Entre sus implicaciones se encuentra el ayudar a transportar el hierro, propiciar el crecimiento de los huesos y fortalece el sistema inmunitario del bebé en formación.
  • Vitamina B1
    La vitamina B1 es la encargada de convertir los alimentos que consume una persona en la energía que necesitará a lo largo del día. A su vez, también fomenta el crecimiento, desarrollo y funcionamiento de las células del organismo y por eso se recomienda para las mujeres que se encuentran embarazadas.
  • Vitamina B2
    También conocida como riboflavina, ayuda a provocar la activación de otras vitaminas y nutrientes como el ácido fólico. Durante el período del embarazo ayuda a las mujeres a obtener energía a partir de las proteínas y grasas que consuman.
  • Vitamina B12
    Cuando existe déficit de Vitamina B12 en embarazadas se compromete la salud metabólica del bebé. El motivo es porque gracias a ella existe un correcto desarrollo de los músculos y el sistema nervioso. También se ha observado que el consumo insuficiente de esta vitamina propicia el nacimiento de bebés con bajo peso y niveles de colesterol alto.
  • Vitamina B3
    La Vitamina B3 está presente principalmente en frutas como tomate, zanahoria, plátano y brócoli, además de semillas como las nueces, frijol y arroz. Diversos estudios han demostrado que cuando se consume durante el embarazo ayuda a prevenir abortos espontáneos y defectos congénitos.
  • Vitamina B5
    La Vitamina B5 o ácido pantoténico participa en el metabolismo y síntesis de carbohidratos, proteínas y grasas. Al ingerirla se ayuda a disminuir el cansancio y la fátiga, por lo cual es muy importante que las embarazadas la consuman.
  • Vitamina B6
    Presente en alimentos como carne, pescado y algunas verduras, la Vitamina B6 influye de forma directa en el desarrollo del sistema nervioso. Cuando las mujeres que se encuentran embarazadas la consumen presentan un riesgo menor de preeclampsia o sufrir un parto prematuro.
  • Vitamina B8
    También conocida como biotina, es la responsable de intervenir en el metabolismo de los carbohidratos para la obtención de energía. Aunque su papel más importante es durante el embarazo porque ayuda a propiciar un crecimiento y desarrollo correcto del embrión.
  • Vitamina C
    El consumo de Vitamina C durante el embarazo ayuda a prevenir complicaciones en la mujer como hipertensión con edema de las manos, los pies y la cara y anemia, además de disminuir las probabilidades de tener un recién nacido de bajo peso.
  • Vitamina D
    La vitamina D es importante porque ayuda al cuerpo a absorber el calcio. Pero eso no es todo porque también refuerza el sistema nervioso, muscular e inmunitario del bebé.
  • Omega-3
    Se trata de uno de los nutrientes que no pueden faltar en la dieta de cualquier embarazada. Cuenta con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que ayudan al bebé en formación. Además también mejora la función cognitiva y neurológica del pequeño que se encuentra en el vientre materno.
  • Manganeso
    El manganeso es un mineral muy importante para cualquier persona porque interviene en la absorción del calcio y el hierro. Ahora bien, en el caso de las mujeres que se encuentran embarazadas, al consumirlo propician correcto desarrollo del oído interno y externo de su bebé. De igual forma colabora en el desarrollo del páncreas, huesos y cartílagos del pequeño en formación.
  • Hierro
    Se estima que hasta la mitad de embarazadas pueden llegar a sufrir de anemia. Para evitar este problema de salud, el consumo de hierro es la mejor forma natural de conseguirlo. Recuerda que lo consigues en carnes rojas, mariscos y frutos secos.
  • Ácido fólico
    Otro indispensable de la dieta de las embarazadas es el ácido fólico porque promueve la creación de nuevas células. Su consumo ayuda a prevenir los defectos congénitos medulares y cerebrales en el bebé. Principalmente está de manera natural en verduras de hoja verde, legumbres y cereales integrales.
  • DHA
    El ácido docosahexaenoico (DHA) es un ácido graso poliinsaturado que fomenta el correcto desarrollo visual y neurológico del bebé. Principalmente está en el salmón, la anchoa y en el aceite de hígado de bacalao.
  • Yodo
    El yodo es otro de los nutrientes perfectos para toda la etapa del embarazo porque contribuye al desarrollo cerebral del bebé. En especial se encuentra en la sal, bacalao, róbalo y lácteos.
  • Zinc
    El peligro para las embarazadas con una baja concentración plasmática de zinc es que se reduce su transporte placentario, lo que afecta directamente al feto. A su vez, la consecuencia más peligrosa es que la carencia de zinc en la madre puede poner en peligro el desarrollo del feto y ocasionar problemas en el parto.