Omega 3, ¿cuándo conviene consumirlo en suplementos alimenticios?

Omega 3 suplementos alimenticios

Durante el embarazo existen consejos fundamentales que debes seguir para un correcto desarrollo del bebé que está en tu vientre. Uno de los principales es contar con una dieta adecuada para disminuir posibles riesgos durante esta etapa de la vida. Mientras que dentro de la extensa gama de productos que debes incorporar a tus comidas se encuentra el omega 3. Pero aunque se puede consumir de manera natural también lo puedes hacer a través de suplementos alimenticios.

¿Qué es y cómo ayuda al bebé en formación?

Primero se debe empezar por las definiciones generales. Se trata de un tipo de grasa poliinsaturada y su mayor beneficio es que fortalece las neuronas mientras se generan. Por eso es fundamental su consumo durante toda la etapa de gestación. De esta forma vas a conseguir un desarrollo óptimo de tu hijo. Por lo mismo, disminuye el riesgo de que presenten problemas al momento del nacimiento.

De manera natural el omega 3 se encuentra en peces, en especial los del tipo de tilapia, sargo, pargo, bonito, macarela, cazón, atún, sardina, liza o cintillas. También lo puedes encontrar en otros productos como aceite de oliva, aguacate, lechuga, espinacas, semillas de linaza y brócoli.

Beneficios del consumo en suplementos alimenticios

Ahora bien, otra opción que tienes para consumir omega 3 es a través de suplementos alimenticios. A diferencia de las fuentes naturales aquí puedes tener un control exacto de la cantidad diaria que consumes. Por eso se recomienda esta opción a las mujeres.

Por otra parte, al igual que ocurre con otros aspectos de la vida, no lo puedes hacer por iniciativa propia. Todo parte del hecho de que existe una amplia variedad en el mercado y no todos están diseñados para cualquier tipo de mujer.

Con lo anterior en mente, antes de consumir omega 3 a través de suplementos alimenticios debes consultar a un médico. El objetivo es que te revise y haga una valoración de tu caso. De esta forma podrá señalar la marca y el tipo más conveniente para ti. Recuerda que este paso es indispensable y no lo puedes ignorar.

De igual forma, solo un profesional de la salud tiene la capacidad para señalar la cantidad diaria que debes consumir. Si es menor a la requerida sus beneficios pueden ser nulos, mientras que si es mayor te puede hacer daño.

Finalmente, el consumo de omega 3, sin importar si es en forma natural o mediante suplementos alimenticios, también te ayuda a ti como mujer de distintas maneras. Pero lo más importante es que te hará sentirte bien y eso es algo que debes transmitir a tu bebé en formación.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
[crp]