Antes del embarazo

Uno de los sueños más grande de las mujeres es poder realizarse como mamá y poder tener en sus brazos a su bebé. Es por eso que cuando comiences con tu plan de embarazo acudas con tu médico para que te guíe de la mejor manera en este proceso. Es importante que conozcas la importancia de consumir el mínimo recomendado de Omega 3 (300 mg) y Ácido Fólico (400 mg) durante cada etapa de tu proceso de embarazo.

Importancia del consumo de Omega 3 y L-Metilfolato durante esta etapa del embarazo

Omega 3

  • Reducen los síntomas del síndrome premenstrual, como depresión, ansiedad, inflamación y dolor de cabeza.
  • Disminuyen la inflamación, ayudando a prevenir y tratar la depresión, las enfermedades cardiovasculares y otras afecciones inflamatorias.
  • Incrementan la probabilidad de embarazo y reducen la incidencia de parto pre-término.

L-Metilfolato

(Forma activa del Ácido Fólico)

  • Puede reducir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer.
  • Reduce las concentraciones de homocisteína, aminoácido vinculado con enfermedades cardiacas.
  • Ayuda a prevenir accidentes cerebrovasculares en combinación con vitaminas del complejo B.
  • Disminuye el riesgo de partos prematuros o bebés con defectos congénitos.

Lee más sobre lo que pasa antes del embarazo