Los beneficios de ingerir Omega 3 durante el embarazo

Los beneficios de ingerir Omega 3 durante el embarazo

El Omega 3 es uno de los suplementos que, cada vez, toman más las mujeres embarazados durante el proceso gestante. Su principal función en el embarazo es ayudar a la formación y desarrollo del cerebro del bebé y es que este tipo de ácido ayuda a la formación del tejido cerebral del bebé. Son muchas las futuras madres que toman Omega 3 tanto en su alimentación como a través de suplementos, que atraviesan la barrera plantaria para llegar al feto y depositarse en el tejido cerebral y ocular del bebé.

Si quieres conocer cuáles son los beneficios del Omega 3 durante el embarazo, no dejes de leer porque a continuación te vamos a ofrecer algunos de los principales que tiene, para que así lo introduzcas en tu día a día, ya sea a través de alimentación o bien mediante cápsulas.

  • Reduce el riesgo de parto prematuro: son muchos los estudios que indican que los suplementos de ácidos grasos Omega 3 alargan el embarazo de 4 a 6 días, reduciendo así el riesgo de partos prematuros entre mujeres con antecedentes.
  • Ayuda al desarrollo de la visión y el sistema nervioso del bebé.
  • Mejora la función cognitiva y neurológica en el bebé, favoreciendo el desarrollo cerebral.
  • Disminuye la posibilidad de sufrir depresión en el embarazo: y es que el Omega 3 se considera una fuente natural para el tratamiento de los estados de ánimo, así que consumir estos suplementos de Omega 3 disminuye el riesgo de sufrir altos niveles de síntomas depresivos en el embarazo.
  • Reduce los resfriados en tu bebé: también, consumir Omega 3 durante el embarazo contribuye a que los bebés tengan menos síntomas de resfriados y enfermedades de menor duración durante los primeros meses de vida.
  • Reduce el riesgo de diabetes gestacional: con la toma de Omega 3, los niveles de los parámetros de la homeostasis de la glucosa, los triglicéridos en suero, las concentraciones de colesterol VLDL y colesterol HDKL, como media preventiva para evitar la diabetes gestacional, se mantienen normalizados.
  • Reducción del riesgo de preeclampsia: es un transtorno que se da durante el embarazo y que se manifiesta con una subida de tensión, retención de líquidos y aparición de albúmina en la orina. Además pone en riesgo tanto tu vida como la de tu bebé. Así que los ácidos grasos Omega 3 ayudan al desarrollo placentario a través de la regulación del estrés oxidativo, angiogénesis y procesos inflamatorios, influenciando positivamente en el estado del feto.