Esto te puede ocurrir si abandonas el tratamiento de omega 3 y ácido fólico durante el embarazo

omega 3

Cuando una mujer descubre que se encuentra embarazada se genera una sensación de emociones que no se pueden describir. Hay alegría, júbilo y nerviosismo. Se trata del inicio de una etapa que implica una fuerte responsabilidad. Ahora no solo está tu salud en juego sino también la de un pequeño ser que se encuentra en formación en tu vientre. De manera natural quieres lo mejor para la criatura pero no es suficiente con tener la disposición sino que también debes modificar tu estilo de vida.

Uno de los primeros cambios que debes hacer es el referente a tu alimentación. Ahora parte de lo que consumas va a ir de forma directa a tu futuro hijo. Todos los nutrientes son importantes pero algunos tienen un mayor peso. Dentro de la lista de los que les debes de dar prioridad se encuentran el omega 3 y el ácido fólico. Por sus propiedades son ideales para toda la etapa del embarazo.

Por una parte, dentro de las funciones del ácido fólico se encuentra la creación de nuevas células y eso es de gran relevancia para el feto. Pero no solo se trata de lo que promueve sino también de lo que evita. Otra virtud que tiene es ayudar a prevenir defectos del tubo neural del bebé como la espina bífida.

Con respecto al omega 3 está demostrado que mejora la función cognitiva y neurológica del bebé que está en formación. Con esto en mente, se refuerza su correcto desarrollo y disminuye el riesgo de sufrir enfermedades congénitas. Al final es un nutriente indispensable para promover un nacimiento sano y sin problemas.

Una correcta adherencia hace grandes diferencias

Ahora bien, como en cualquier tratamiento médico, lo más importante es seguir todas las indicaciones de una manera adecuada y mantener una correcta adherencia. De lo contrario la más afectada serás tú misma.

Como se mencionó arriba, tanto el ácido fólico como el omega 3 promueven un correcto desarrollo del bebé durante su gestación. Si por algún motivo que no sea una indicación médica suspendes el consumo de alguno todos los esfuerzos previos serán en vano.

De la misma forma en que puedes sufrir de una recaída al suspender un tratamiento médico, si abandonas el consumos de los nutrientes mencionados vas a dejar expuesto al pequeño que llevas en tu interior. Además de que aumentan las probabilidades de que nazca con problemas de salud y eso es algo que nadie desea.

Por todo lo mencionado debes de recordar que las indicaciones médicas se deben de respetar de forma estricta. Si ya iniciaste con el consumo de ácido fólico y omega 3 entonces continúa. En temas de salud es importante acatar todas recomendaciones para evitar riesgos innecesarios.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin