Cantidad exacta de ácido fólico que debes consumir durante el embarazo

ácido fólico

El mayor deseo de una madre es tener un hijo fuerte y sano. Hay muchas maneras para conseguirlo pero lo ideal es empezar desde que se encuentra en tu vientre. En esa etapa todo lo que tú consumas tendrá un impacto directo en su formación. Por lo mismo, la máxima indicación es ingerir alimentos con propiedades específicas para fomentar el correcto desarrollo del bebé. Dentro de la lista destaca el ácido fólico porque tiene todo lo que se necesita.

Lo primero es entender qué es y sus propiedades. Es una vitamina hidrosoluble y su consumo ayuda al correcto trabajo celular y al crecimiento de los tejidos en todas las personas.

Su presencia mantiene sana la piel, el pelo, las uñas y previene la anemia. La ingesta adecuada de ácido fólico antes y durante el embarazo ayuda a prevenir ciertas anomalías congénitas incluso, la espina bífida y la anencefalia.

Como lo puedes observar, si quieres reducir el riesgo de que tu bebé desarrolle problemas congénitos es necesario añadirlo a tu dieta diaria. Además también es benéfico para ti y te brindará tranquilidad con respecto a la salud de tu hijo que se encuentra por nacer.

¿En dónde lo puedes encontrar?

Ahora bien, una de las desventajas es que el cuerpo no lo puede producir de forma natural. Por lo mismo, es necesario consumir alimentos como verduras de hoja verde, legumbres, frutos secos y granos enteros que lo contienen.

Pero como ocurre con cualquier otro alimento, todo en exceso es dañino y nunca debes caer en el error de consumir ácido fólico en cantidades demasiado grandes. De hacerlo no vas a recibir sus beneficios e inclusive puede ser contraproducente.

La cantidad exacta que debes consumir

En ese sentido, los médicos coinciden en que la cantidad ideal durante el embarazo es de 400 microgramos diarios. Si acatas esta recomendación puedes permanecer tranquila y no tendrás mayores problemas.

Pero ahora el siguiente problema es que cuando consumes ácido fólico a través de productos naturales no puedes tener un control de la cantidad que cada uno contiene. Por eso, la solución es hacerlo mediante suplementos alimenticios. De esta manera sí lo puedes hacer y así evitar ingerir cantidades insuficientes o excesivas.

Debido a que existen demasiadas marcas disponibles en el mercado lo ideal es consultar primero a un médico. Gracias a sus conocimientos y tu expediente clínico podrá asesorarte con respecto a la más adecuada para ti y tus necesidades.

Y una vez seleccionada la opción correcta lo único que resta es ser constante. Debes seguir al pie de la letra todas las indicaciones de tu médico con respecto al consumo de ácido fólico durante el embarazo. Si lo haces entonces lo único que resta es disfrutar de esta etapa tan hermosa de la vida.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
[crp]