fbpx

¿Por qué es indispensable NO suspender el consumo de omega 3?

¿Por qué es indispensable NO suspender el consumo de omega 3?

Todas las mujeres aspiran a tener un embarazo con las menores complicaciones posibles. Para conseguirlo es necesario hacer ciertas adecuaciones al estilo de vida. Eso conduce al consumo de algunos alimentos por las propiedades que contienen. La lista es bastante extensa pero hay uno fundamental del que ya te hemos hablado en ocasiones anteriores y se trata del consumo de omega 3.

¿Cuáles son los beneficios del omega 3?

El hecho de que sea tan necesario a lo largo del embarazo es porque cuenta con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Lo anterior favorece un adecuado desarrollo del bebé que se encuentra en formación en el vientre. Pero eso no es todo porque además tiene otras funciones de gran importancia.

El omega 3 fomenta un desarrollo óptimo de la visión y el sistema nervioso del infante. De esta manera disminuyen las probabilidades de que presente algún problema de este tipo al nacer.

La importancia de la constancia

Ahora bien, no solo se trata del consumo sino de la constancia. De poco ayuda si el consumo de omega 3 no forma parte de tus hábitos cotidianos. Para que ofrezca todos los beneficios mencionados arriba lo debes comer de manera regular durante el embarazo y después del parto.

En ese sentido, otra de las recomendaciones más importantes es la lactancia materna durante al menos los primeros seis meses de vida del bebé. Durante esta etapa todo lo que consumas va a ir directo al pequeño que tienes entre tus brazos. Así que debes mantener su consumo durante esta etapa también.

Por otra parte, los beneficios del omega 3 no se limitan al hijo sino que también tiene propiedades de gran utilidad para la madre. Dentro de la lista se encuentra la prevención de la anemia y la sepsis puerperal.

Mientras que de manera natural, si el bebé tiene una buena salud tú te vas a sentir más segura. Así que por eso vale la pena hacer un cambio en tu dieta e incorporar este alimento de gran relevancia.

Si te preguntas dónde lo puedes encontrar lo más habitual es en peces, en especial los del tipo de tilapia, sargo, pargo, bonito, macarela, cazón, atún, sardina, liza o cintillas. También se encuentra en otros productos como aceite de oliva, aguacate, lechuga, espinacas, semillas de linaza y brócoli.

De igual forma, otra opción que tienes para su consumo es mediante suplementos alimenticios que contengan 300 mg de Omega 3 con un balance de 250 mg de DHA y 50 mg de EPA. Inclusive puedes combinar distintas opciones para que no te aburras ni te canses de comer lo mismo.

regenesis-max banner

Share This Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Más artículos